miércoles, 21 de noviembre de 2012

Crítica: En la mente del asesino (2012)

FICHA TÉCNICA


Película: En la mente del asesino. Título original: Alex Cross. Director: Rob Cohen. País: USA. Año: 2012. Duración: 101 min. Género: Acción, thriller. Intérpretes: Tyler Perry (Dr. Alex Cross), Matthew Fox (Picasso), Edward Burns (Tommy Kane), Jean Reno (Leon Mercier), John C. McGinley (Richard), Carmen Ejogo (Maria), Rachel Nichols (Monica), Cicely Tyson  (Nana Mama), Giancarlo Esposito (Daramus). Guión: Marc Moss y Kerry Williamson, basado en la novela “Cross”, de James Patterson. Producción: Bill Block, Steve Bowen, Leopoldo Gout, Paul Hanson y James Patterson. Música: John Debney. Fotografía: Ricardo Della Rosa. Montaje: Thom Noble y Matt Diezel. Diseño de producción: Laura Fox. Vestuario: Abigail Murray. Distribuidora: DeAPlaneta.





SINOPSIS: La película narra la historia del investigador de homicidios y psicólogo Alex Cross, en su intento de dar caza al asesino en serie Picasso. Pero cuando el peligroso juego del gato y el ratón entre los dos hombres pasa a un terreno personal, Cross ve desafiadas sus convicciones morales y su resistencia psicológica.


     El personaje protagonista de la película, Alex Cross, nacido de la imaginación del escritor James Patterson, ya había sido llevado al cine con moderado éxito y con los rasgos de Morgan Freeman en El coleccionista de amantes (1997) y La hora de la araña (2001). Después de 11 años se ha optado por desarrollar un reboot del personaje, y la verdad es que ha sido una muy mala decisión, porque posiblemente nos encontremos ante la peor película del año 2012, y eso que las ha habido malas de solemnidad, una auténtica pérdida de tiempo y dinero que peca de pretenciosa, intentando aparentar una seriedad que se le escapa por los cuatro costados, ya que no hay por donde cogerla, ni interpretaciones, ni guión, ni fotografía, ni banda sonora, ni escenas espectaculares...No he hecho caso de las críticas que la ponían por los suelos, que no eran pocas, y he decidido entrar al cine bajo mi cuenta y riesgo.Por eso os animo a que si queréis comprobar si esta crítica es exagerada o se ajusta a la realidad, no gastéis un solo euro en ella, que ya sabéis que el que avisa no es traidor y vuestro bolsillo lo agradecerá.





     ¿Por dónde empiezo? Pues sin duda por el guión, colmo de la ridiculez, que consigue dejar la sensación de que la historia no va hacia ningún lado y que hace aguas constantemente, ofreciendo diálogos y situaciones que causan vergüenza ajena, más propios de un telefilme de mediodía que de una película estrenada en salas comerciales. Al director, Rob Cohen, realizador vilipendiado hasta la médula pero que tiene en su haber películas de gran éxito como A todo gas (2001), no se le puede achacar nada, ya que bastante hace con el exiguo presupuesto del que ha dispuesto para el desarrollo del proyecto. Las escenas de acción son ridículas, plagadas de clichés y un uso mareante de la cámara que arrancan el bostezo del espectador, atónito ante el despropósito que está presenciando. Seguiría, pero creedme, una película como esta no merece más líneas.




     ¿Actores protagonistas? De risa el trabajo del elenco. En primer lugar tenemos a Tyler Perry, que encarna a Alex Cross, actor muy conocido en EEUU y del que no había oído hablar, y casi mejor que la cosa hubiera seguido así, porque hacía tiempo que no veía tal escasez de carisma, presencia en pantalla y desarrollo del personaje. Un auténtico mueble, vamos. Otro de los protagonistas es Edward Burns, el único actor capaz de disputarle a Keanu Reeves el premio "Cara de Palo" al intérprete menos expresivo de la historia. Y finalizamos con el que decían que era la sensación de la película, Matthew Fox, que perdió 20 kilos para esculpir su cuerpo e interpretar al malvado Picasso. Pues bien, nos encontramos ante una sobreactuación de las buenas, ya que parece que Fox se pasa toda la película pasadísimo de todo, interpretando a un asesino que se jacta de "amar el dolor" y...bueno, descubridlo vosotros/as mismos/as. De los secundarios prefiero no hablar.


     En definitiva, un bodriazo, un insulto a la inteligencia del espectador y todo un manual de qué no se debe hacer para ofrecer una (ya no digo ni buena) digna película. Debería haberse llamado "En la mente del guionista", que eso sí es todo un misterio. Un truño.


LO MEJOR: Nada.

LO PEOR: Todo.

MI NOTA: 1/10


                                             TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario